A través de su Facebook, Mike Mangini envía un mensaje a los fanaticos.